Calle Cloverfield 10, una pieza de cámara post-apocalíptica

calle clo pósterDescubrí recientemente un mecanismo narrativo llamado El arma de Chejov, en honor del escritor ruso que fue el primero en enunciarlo. Se trata de un principio dramático que postula que cada elemento en la narración debe ser necesario e irreemplazable, o de lo contrario debe ser  eliminado: “Si dijiste en el primer capítulo que había un rifle colgado en la pared, en el segundo o tercero este debe ser descolgado inevitablemente. Si no va a ser disparado, no debería haber sido puesto ahí”. Una prueba, sencilla como la del algodón, que nos ayuda a dirimir si una intriga está o no bien tramada. Calle Cloverfield 10 es un buen ejemplo de su aplicación a pesar de su desenlace, clara concesión, este, al sector de la platea que espera ver más acción en un filme que se promociona como spin off de Cloverfield (aka Monstruoso), la cinta de 2008 que hizo entrar a Matt Reeves en el horizonte de los directores a seguir dentro del género fantástico. Una estrategia comercial que no va a jugar a favor del filme de Dan Trachtenberg.

Opera prima, Calle Cloverfield 10 funciona bien durante sus primeros dos tercios, cuando nos ofrece una pequeña pieza de cámara post-apocalíptica en la que está muy bien manejada la intriga. Hasta ahí estamos ante un opresivo filme de suspense. Un suspense de filiación hitchcokiana. En su primera secuencia, muda, puede verse casi un homenaje a Psicosis, con esa heroína, que huye en automóvil de una relación amorosa que presumimos insana, y que nos es presentada a partir de los objetos que la envuelven. La cámara se entretiene en aquellos que tendrán relevancia en los siguientes capítulos, como esa botella empezada de wisky de malta que será la salvación de la joven en un momento crucial de su peripecia. Pero su intriga está también emparentada con The Twilight zone, un suspense de atmósfera en el que la clave es lo enigmático de la situación.

calle clo 1

Tres personajes encerrados en un refugio antinuclear casero bastan para tejer una historia inquietante en la que tienen cabida  giros de guión bien dosificados que afectan, sobre todo, al papel de Howard (un John Goodman inmenso). Howard, veterano de la marina y experto en satélites, es un auténtico conspiranoico obsesionado con la seguridad, Trachtenberg y sus guionistas juegan a alimentar las dudas (sobre él) de la protagonista, Michelle  (Mary Elizabeth Winstead), y las del tercer habitante, Emmet (John Gallagher, Jr), el joven vecino de Howard, simpático manitas que le ayudó a construir el búnker. Dudas que son también las del espectador, pues posee la misma información: ¿Es cierta la suposición de que la tierra se ha visto sacudida por un ataque extraterrestre o esa es sólo la excusa de Howard para mantener retenidos a ambos jóvenes? ¿Es Howard, pues, su salvador o su captor? Y la película nos ofrece sus mejores momentos mientras se mantiene esa incógnita.

Si la interpretación de John Goodman es meritoria, no le anda a la zaga la joven Mary Elizabeth Winstead, a la que ya habíamos visto en Destino Final 3 y La jungla 4.0. Aquí Winstead se convierte en la verdadera heroína de la función, su personaje se muestra como una auténtica superviviente, nada pasiva, además, con una capacidad de reacción envidiable y a la altura de los mejores héroes de acción que nos ha brindado el cine. Nueva heredera de la Teniente Ripley, su trabajo y la caracterización de su personaje nos habla del radical salto que han realizado los personajes femeninos en el género fantástico, cada vez más equiparables (cuando no superiores) al rol que tradicionalmente recaía en el varón alfa de la trama. De bellas reinas del grito, víctimas que en ocasiones eran puro ornamento para el deleite del público masculino, las mujeres han pasado a ser el personaje de carácter cuya actuación centra la historia. Todo un triunfo en la lucha por la igualdad.

John Goodman as Henry; Mary Elizabeth Winstead as Michelle in 10 CLOVERFIELD LANE; by Paramount

El problema de Calle Cloverfield 10 es su desenlace, cuando la acción sale del refugio y enfrenta a Michelle al peligro exterior. ¿Era esto necesario? Calle Cloverfield 10 se llamaba Valencia, título que se cambió por el más genérico The Cellar cuando ficharon a Dan Trachtenberg para que dirigiese el guión. En algún momento, J. J. Abrams se interesó por el proyecto, posiblemente cuando descubrió Portal: No Escape (puede verse aquí), un corto ambientado en el videojuego Portal, cuya adaptación sigue en desarrollo. El director de ese pequeño proyecto era el mismo Trachtenberg, lo que propició que Abrams se terminase fijando en ese guión de encierro y amenaza exterior. Y es ahí cuando se decide incluirla en el Universo Cloverfield, una inclusión que acaba resultando forzada y, lo que es peor, que malbarata los mimbres con las que estaba tejida la cinta.

Su mejor virtud, como hemos venido diciendo, era la incertidumbre, el no saber a qué atenernos, porque, al fin y al cabo, qué hubiese ocurrido en el exterior no era más que un macguffin para hacer avanzar una trama en la que lo importante era el encierro y la reflexión sobre la capacidad de reacción ante situaciones límite (llevándonos casi a cuestionarnos si no será la enajenación uno de nuestros mejores instintos y mecanismos de defensa en esas circunstancias). El final, incluido por razones comerciales, no llega a desmoronar todo el edificio, tan bien construido hasta ahí, pero presentarla como spin off sí que puede suscitar en el aficionado al género unas expectativas que van a estar muy lejos de lo que va a encontrarse. Y no hay peor enemigo para el éxito de una película que un fan decepcionado.

Anuncios

2 comentarios en “Calle Cloverfield 10, una pieza de cámara post-apocalíptica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s