Lo que hacemos en las sombras, mockumentary a ritmo de comedia

Sombras cartelViago, Deacon, Vladislav y Petyr son cuatro “jóvenes” que comparten piso y tienen los problemas normales de toda convivencia. Hacen lo posible por adaptarse a la sociedad moderna: pagan el alquiler, se reparten las tareas domésticas e intentan que les inviten a entrar en los clubs. Una vida normal, salvo por una pequeña diferencia: bajo su apariencia son centenarios vampiros.

En 2010 llegaba a las pantallas del Festival de Sitges un modesto filme belga: Vampires, de Vincent LannooSe trataba de un falso documental, cargado de grandes dosis de humor negro, que ficcionaba retratar el vivir cada día de una familia de vampiros. Lo que hacemos en las sombras (vista igualmente en Sitges pero en 2014) sigue también la línea del mockumentary combinado con comedia, pero logra ser todavía más petarda que la producción de Lannoo. Los directores, guionistas, y protagonistas, Taika Waititi y Jemaine Clement, se han mondado sin duda haciéndola, pero no tanto como cualquiera que vaya a verla. Y es que ya desde su exhibición en festivales Lo que hacemos en las sombras ha sido celebrada como la más rabiosa comedia de culto de los últimos años.

sombras

Como película de vampiros que es, no descuida ninguno de los tópicos, ya desde la misma caracterización de los personajes, auténticos trasuntos de Drácula, Nosferatu, Vlad el Empalador y el protagonista de Crepúsculo. Pero esos tópicos están narrados desde una clara voluntad paródica que busca la risa de los espectadores. Así hacen juegos de magia ante los espejos sin reflejo, se autoflagelan con plata y ponen papel de periódico en el suelo y toallas en los sofás antes de morder a sus víctimas. Chistes que saben mantener el ritmo a lo largo del metraje (aunque pierdan un poco de su capacidad de sorpresa conforme avanza la acción) configurando así una cinta desternillante y fresca.

A Lo que hacemos en las sombras le auguramos un buen porvenir en cines, no en vano se alzaba con el premio del público en la 47 edición del Festival de Sitges. Por su factura habrá de agradar a los más conocedores del género, pero también se ganará el favor del público más generalista por su originalidad y su hilarante humor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s