Clint Eastwood, un duro eminentemente tierno

Walt Kowalski es un obrero blanco jubilado, veterano de Corea, viudo y residente en un barrio que ha sido abandonado por los de su clase y repoblado por ciudadanos de otros orígenes, principalmente asiáticos. El viejo Kowalski contempla un cambio de paisaje que le desconcierta y le desagrada. clintPara defenderse, se encierra en sus certezas y se reafirma en su identidad, encarnada metafóricamente en un automóvil, un Gran Torino de 1972. Ese Gran Torino es todo un símbolo de los valores de la tradición americana actualmente en crisis, la propia familia de Kowalski es un ejemplo de esa decadencia, del malbaratamiento de las costumbres por el espíritu de lucro. Frente a la sociedad blanca (caucasiana) se levantan nuevos grupos étnicos y sociales que viven en los márgenes del sistema y ahí es dónde la acción de Kowalski, desde su conservadurismo, se vuelve radicalmente progresista: los valores democráticos de Occidente sólo prevalecerán si se hermanan los individuos, sea cuál sea su origen, si hacen frente común ante los que atentan contra ellos. Es así como una historia de violación y venganza se convierte en una fábula moral.

Gran Torino (2008) es el exponente más claro de los principios de Clint Eastwood, tanto éticos como estéticos. Y Walt Kowalski el mayor alter ego que ha compuesto en la pantalla. El director no se ve a sí mismo como un héroe sino como un hombre de claros principios y tradiciones que defiende en cada acción con firmeza, pero cuya madurez le vuelve permeable a lo mejor de lo nuevo. Huraño y duro en apariencia, esconde a un hombre accesible y tierno. Así es Eastwood y así se ha ido mostrando a lo largo de su carrera. Será recordado como el Hombre sin Nombre de la Trilogía del Dólar, más aún como Harry Callahan, Harry el sucio y su inseparable magnum, llegando de este modo a la fama bajo las órdenes de sus dos directores más admirados (y a los que ha dedicado sus mejores obras), Sergio Leone y Don Siegel. jinete_foto_001Pero ya en esa época le pudimos ver hablando con los árboles en La leyenda de la ciudad sin nombre, papel en el que volcó su imagen amable mucho antes de Los Puentes de Madison. Ambas vertientes de su carácter quedaban sintetizadas en el Predicador de El jinete pálido, película que le mereció su reconocimiento definitivo como director.

La delicada sensibilidad de Clint se expresa en su pasión por la música. En 1988 rodaba Bird, su particular homenaje al mundo del jazz y a su ídolo Charlie Parker, película totalmente a reivindicar. Pero más allá de ello, él mismo ha sido el compositor de la banda sonora de varias de su películas. Como músico, Eastwood se mueve por los compases intimistas, con una orquestación reducida, que traducen una cierta melancolía, la propia de su estilo como director. En la dirección Eastwood supone el más elegante clasicismo. Inteligente en la construcción de los  encuadres, aporta en ellos el peso de la narración y ahí está, además, esa cámara de movimientos sobrios y estables con algunos travellings que hacen honor a las palabras de Godard (son elecciones morales). Su solvencia es tal que sabemos que por poco acertada que sea una película suya, siempre será mejor que la mayoría. Aunque su herencia se remite a los mencionados Leone y Siegel, no vacilaríamos en decir que Eastwood es el Ford de nuestros días. Así lo demuestra su oscarizada Sin Perdón, con esa impresión abandonó la platea quien esto escribe cuando asistió a la proyección de Gran Torino, que es para nosotros su película testamento. Ya anciano, le deseamos larga vida porque es tanto como deseársela al cine con mayúsculas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s